FAQs

¿QUÉ DIFERENCIA A LOS CEPILLOS MERAKI DE LOS CONVENCIONALES?

 

Tanto el mango de los cepillos de bambu Meraki como sus cajas son biodegradables

¿Qué quiere decir esto? Que a diferencia de los plásticos, que son derivados de combustibles fósiles muy permanentes que no se descomponen en el entorno de la naturaleza y se acumulan, el bambú con el que se fabrican los mangos de los cepillos puede ser degradado y vuelto a formar parte del suelo de manera natural. El único componente no biodegradable son las cerdas (3% del total del producto) para garantizar la misma vida útil y funcionalidad que un cepillo convencional.

Nuestros cepillos de dientes de bambu tienen la misma vida útil que los cepillos de dientes convencionales fabricados con plástico. Sus cerdas están fabricadas a base de Nylon para asegurar una calidad óptima de lavado para nuestros clientes. El bambú del mango puede perdurar por años cuando se almacena en un lugar seco.

El tiempo recomendado de reemplazo del cepillo considerando un uso diario del mismo es de 2-3 meses.

El diseño estético de los cepillos dentales Meraki concilia la higiene dental de nuestros clientes con sus gustos.

Por primera vez un cepillo de dientes es amigable a la vista y continua cumpliendo su función principal, el cuidado bucal.

 

¿DE DÓNDE PROVIENE LA MATERIA PRIMA?

Nuestros cepillos de dientes están fabricados a base de Bambú. El bambú es una de las plantas con la mayor tasa de crecimiento del mundo. Su cosecha se realiza sobre montes en China sembrados especialmente para la producción de productos de bambú, abarca grandes extensiones. Los rebrotes que quedan post-cosecha, alcanzan el tamaño de los individuos maduros en tan solo dos años, sin necesidad de replantar, utilizar fertilizantes, herbicidas o riego artificial!

China es el país con mayor superficie forestal de bambú del mundo. 1/4 del bambú de todo el Planeta Tierra se encuentra en China y a diferencia de otros países, es el más avanzado en la producción de bambú para productos de la vida diaria. 

La intención de reemplazar el plástico por productos de bambú, es una decisión sostenible e inteligente. Ya que una vez sembrado el bambú, no se corta de raíz, sino que el mismo rebrote cosechado vuelve a madurar en muy corto plazo, a diferencia de otras plantas. El ciclo de vida del bambú está controlado por organizaciones que regulan la siembra y cosecha del mismo. 

 

¿ES LO MISMO UN MATERIAL BIODEGRADABLE A UNO ECOLÓGICO?

Un material biodegradable significa que puede ser descompuesto o desintegrado en poco tiempo por organismos vivientes, y ser reintroducido dentro de los ciclos de los nutrientes en la naturaleza.

Por su parte, los materiales ecológicos son aquellos que, debido a su diseño, composición de sus materias primas, modo de empleo, vida útil y demás características, tienen un impacto menos negativo (o neutro) sobre el medio ambiente y pueden ser, una vez desechados y reinsertados en la naturaleza.

El menor impacto sobre el medio ambiente se ve reflejado en una disminución de la huella de carbono de los productos, una vida útil más prolongada, y la utilización de materiales biodegradables que no son acumulables, como por ejemplo, el bambú.

 

¿ES BUENO EL BAMBU PARA EL MEDIO AMBIENTE? ¿POR QUÉ?

SI! Tiene muy rápido crecimiento (secuestrando en el proceso grandes cantidades de CO2, gas de efecto invernadero).

Contiene agentes antibacterianos de origen natural , por lo cual no necesita fertilizantes ni pesticidas para crecer.

Es una de las plantas con mayor tasa de crecimiento y rebrota de raíz, por lo que en tan solo dos años alcanza su tamaño adulto, posibilitando nuevamente su cosecha.